El nuevo tabú de la adopción

A estas alturas dicen que hay libertad para hablar de adopción, a estas alturas dicen que nadie silencia a nadie y que la adopción ya no es un tabú, a estas alturas dicen tanto que no comparto sobre una falsa libertad que a veces pienso que solo yo voy a contracorriente, hasta que hablan otros adoptados.

En primer lugar te encuentras a tus amigos que quieres decírselo pero sabes que, estando como está la sociedad en su conjunto respecto al conocimiento sobre adopción probablemente no te entienda o banalicen tus sentimientos, una vez se lo cuentas a alguno, tras el bum de las adopciones de la primera década de los años 2000, probablemente te digan algo así como “pero eso es muy normal a día de hoy, yo tengo o yo conozco a (nombre/parentesco) que es adoptado/a” y entonces una parte de ti respira aliviada, sientes libertada para hablar de ello hasta que empiezas a contar sentimientos negativos y te dicen que no se lo digas más porque no quieren pensar que X está o vaya a pasarlo mal en algún momento, aunque sea solo durante la adolescencia por una búsqueda de la propiedad identidad que todas las personas, adoptadas o no, pasamos. Después de esto llegan los grupos de los que más me preocupa la censura, otros adoptados con heridas sangrantes sobre la adopción que se niegan a admitir que la adopción suponga un dolor emocional para ellos (aclarar que aquí no pretendo incluir a todos los adoptados, solo a los que se definen en la frase y que se identifiquen con la misma), por último encontramos a adoptantes que consideran que son unos perfectos padres adoptivos capaces de eliminar al 100% cualquier consecuencia de la adopción en sus hijos aun sin preguntarles, no aceptando sus emociones y sentimientos al respecto y no aceptando lo que tantas veces digo, que la adopción duele o aquellos adoptantes incapaces de hablar sobre adopción, más allá de no ocultar el hecho, convirtiendo, dentro de la propia familia, la adopción en un tema tabú.

No es la adopción el único tema con el que sucede pero creemos ser libres, vivimos en una libertad solo aparente

pero simplemente el tabú se ha trasformado, ha dejado de ser un tema sobre el que no se puede hablar en ningún caso porque eras juzgado por algo ajeno a ti a ser juzgado por los sentimientos o emociones que algo ajeno a ti produce en una gran mayoría de personas que se ven en la misma situación. Si tuviese que proponer una solución, que existiese un día con una celebración por la adopción en España, un día que no pasase sin pena ni gloria como cualquier otro sino que se hicieses actividades que visibilizasen una realidad aun muy silenciada desde el punto de vista de los adoptados ya que, sin intención de que nadie se moleste, los adoptantes tienen/tenéis toda esa visibilidad ya que la prensa habla de la adopción, generalmente, desde el punto de vista de adoptantes, los comentarios en las redes sociales son desde este mismo punto de vista, etcétera, una voz que no pierde importancia pero si que entierra la voz de adoptados bajo una única perspectiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s