Cuando cuento cuanto duele

Hoy quiero hablarte a ti que dijiste que nada duele más que el desamor de la pareja, hoy quiero hablarte a los ojos pero no sé dónde te escondes, quiero contarte algo que, por suerte, solo sabemos unos pocos, quiero contarte que hay algo que duele mucho más. No te extrañes por haber dicho “por suerte” porque es una suerte, es tu suerte, que ese haya sido el mayor dolor de tu vida. Déjame que te hable de dolores del alma.

Déjame que te hable de cuanto duele llorar en silencio cuando te falta un abrazo, déjame que te cuente cuanto duele que el primer abrazo llegue tarde o que sientas que no estás en el lugar que te corresponde. Imagina cuanto puede doler crecer sabiendo que eres tan diferente como para no saber quién eres o que, algo que puede resultar tan simple como mirarte al espejo y no saber por qué eres más alto o más bajo, por qué tienes los ojos marrones o verdes, el pelo castaño o pelirrojo o la nariz más chata o puntiaguda, no sabes lo que duelen esas conversaciones cuando un amigo dice que se parece a su padre o a su madre, que pueden compartir actividades con ellos o que sus aficiones son tan parecidas que comparten ese tiempo juntos porque en la adopción, a veces, da la casualidad, da la coincidencia, pero a veces no. Intenta entender cuanto duele no saber tu historia, ni sus razones para no tenerte con ellos, que vivimos tan deprisa que pocos son capaces de valorar el lazo que les une a sus madres y que, por ser adoptados ese lazo se estiró, se estiró tanto que duele. Intenta imaginar lo que duele que la gente no entienda lo que sientes, que pocos son los que quieren escucharte porque a veces, como en matrix, abrir los ojos a la realidad puede ser doloroso. Imagina que sientes que llegada a cierta edad te cuesta confiar en la gente, que esa desconfianza no te deja querer, no te deja amar lo suficiente en el tiempo normal que la gente suele amar.

Quizá no sepas, y por eso dices que no hay nada como el mal de amores, que entender la propia historia conduce, en muchas de las ocasiones, a pensamientos suicidas llegando a veces a intentar quitarse la vida, ¿cuánto tiene que doler la adopción para llegar a ese punto? Puedo seguir contándote que duele despertar con pesadillas por el miedo a la soledad, al reabandono o despertar simplemente con nerviosismo, sin recordar las pesadillas, sin entender nada pero sabes, por algo que te dice el corazón que ese nerviosismo tiene que ver con la adopción, duele tener sueño y no poder dormir por la misma razón que te despiertas. Duele tener ansiedad en momentos puntuales porque muchas cosas a tu alrededor te recuerda que eres adoptado. Duele el miedo a decepcionar a los adoptantes, a dañarlos porque la sociedad te dice que estás en deuda con ellos, duele que nieguen que te sientes así solo porque cuesta aceptar que alguien a quien quieres puede estar sintiéndose igual pero si de verdad quieres no niegues, acepta y ayuda a sanar las heridas.

Imagina, solo imagina que a veces duele más la vida que un desamor.

Anuncios

11 comentarios sobre “Cuando cuento cuanto duele

  1. cada vez que dices que la adopción duele, me duele a mí también. -¿Qué dirías que duele en realidad, la adopción, o el abandono? la alternativa a la adopción es crecer sola sin familia ni apoyos incondicionales.

    Me gusta

    1. Ambas cosas, la adopción por un lado y el abandono por otro. Hay aspectos que no se producen sin adopción y otros que si se producen con adopción. Cada acto tiene sus consecuencias

      Me gusta

  2. Cuando sientes, duele.
    Duele siempre y para siempre.
    El dolor de la madre coaccionada para dejarte se queda ahí para siempre.
    Ese dolor parará si algún día se reencuentra con su niña/o. Si no fuera así, su dolor será eterno.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s