Blog

Somos epigenéticos

A veces los adoptados nos planteamos cosas que un hijo biológico no se plantearía o, si se lo plantea, tiene la respuesta cerca porque esa respuesta en muchos de los casos redirige hacía algún familiar, no necesariamente padres. Una de esas preguntas tiene que ver con los parecidos que van más allá del parecido físico, con el parecido en aficiones, en gustos y que, de alguna manera, muchas veces se relaciona con lo que se conoce como inteligencias múltiples y la herencia de estas inteligencias.

Empecemos por esos parecidos que van más allá del físico, por los gustos, por las aficiones. Es evidente que todas las personas tenemos unas aficiones, unos intereses por el deporte, el arte en cualquiera de sus formas y/o por los animales entre otros, después de observar hermanos adoptados en los cuales muchas veces coincidían estas aficiones supe que había algún tipo de conexión, al principio y tras plantearlo en ámbitos reducidos intentaron convencerme que no tenía nada que ver con la genética ni con la biología, sin embargo recientemente, en un grupo de mayor tamaño, me mencionaron el término epigenética y, desde mi total desconocimiento de biología,  quise saber un poco más sobre ello. Es un término que ni si quiera recoge la RAE, es por ello que tras consultar varias webs que definen el término con la misma esencia pero diferentes palabras me quedo con la siguiente definición de la web Oryzon “La epigenética es un sistema de regulación que controla la expresión de los genes sin afectar a la composición de los genes en sí mismos”, es decir, que dependiendo de los estímulos recibidos por el exterior la epigenética se desarrolla de una forma u otra para tener mayor o menor predisposición a, por ejemplo, unas enfermedades u otras o, enlazando con las aficiones, un interés u otro hacia ciertos ámbitos, de ahí que haya hermanos que comparten aficiones o interés por un área u otra.

Por otro lado nos encontramos con lo que en psicología se conoce como inteligencias múltiples y que se opone a la antigua idea de inteligencia única. El término inteligencia múltiple fue usado por primera vez por Howard Gardner en la década de los 80 quien diferenció hasta ocho tipos de inteligencias que, si bien no me voy a parar de forma amplia en ellas, si os dejo una relación de las ocho inteligencias con actividades que se llevan a cabo.

-Inteligencia espacial: Arquitectos, ajedrecistas, fotógrafos, pintores, escultores…

-Inteligencia corporal: Deportistas, actores, artesanos…

-Inteligencia naturalista: Personas que se relacionan con animales, vegetales, elementos geográficos, etcétera con soltura.

-Inteligencia musical: Interpretación, ejecución o composición musical o el ritmo

-Inteligencia lingüística: Escritores, periodistas…

-Inteligencia Intrapersonal: Comprensión de los sentimientos y emociones como profesores, psicólogos, pedagogos…

-Inteligencia matemática: Científicos, matemáticos, ingenieros…

-Inteligencia interpersonal: Personas empáticas, con facilidad para las relaciones interpersonales y la interpretación verbal y gestual de quien le habla. Común en quien trabaja con grupos grandes.

 

Después de todo lo citado hasta el momento habrá quien se pregunte qué relación puede existir entre las inteligencias múltiples y la epigenética (vaya por delante que todo esto ha sido fruto de búsqueda de información y no por formación), para mí, y creo que no es ninguna locura, la relación es que dependiendo de los estímulos externos la epigenética hace que se desarrollen en mayor o menor medida un tipo u otro de inteligencias y, con ello, de aficiones o intereses pero son aficiones o intereses que vienen predeterminados en la genética de cada una de las personas, es por ello que hermanos biológicos en adopción llegan a tener parecidos en aficiones, gustos o intereses teniendo en cuenta que los factores externos, y por tanto estímulos que activan unos intereses u otros, muchas veces suelen ser parecidos por vivir en una cultura parecida o, muchas veces, bajo la misma “autoridad” de los mismos padres adoptivos y cuyos gustos se comparten entre hermanos pero no con los padres adoptivos.

En este aspecto la adopción solo requiere de observación, aceptación y ayuda al desarrollo de aquello que viene predispuesto genéticamente.

Anuncios

Un comentario sobre “Somos epigenéticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s