Incisos

Desde que nació este blog todo el contenido ha ido dirigido y seguirá yendo dirigido a adoptados, adoptantes y el conjunto de la sociedad que esté dispuesto a aprender, no he hablado nunca de política a través de este medio y, después de esta publicación, no lo volveré a hacer pero permitidme dirigirme a través de este pequeño espacio al nuevo tripartito de Andalucía ya que una de sus medidas tiene que ver con la temática de este blog.

En uno de sus puntos incluyen lo siguiente “Desarrollar un Plan Andaluz de Adopción” y quiero desde este espacio dedicarles algunos puntos en forma de una pequeña carta que, aunque para los que me leéis normalmente será algo lógico pero no lo es para el conjunto de la sociedad e incluyo en ello a los políticos así que, por favor, aunque tenga que ver con política porque ha sido lo que ha motivado esta publicación, si estáis de acuerdo compartidlo porque igual que este tripartito ha propuesto desarrollar un plan de adopción lo podría haber hecho cualquier otro partido, es por ello que esta carta va dirigida a ellos por hacer la propuesta pero lo podría hacer para cualquier otro, sin colores de partidos. Aun no se conoce en que consistirá pero me gustaría adelantarme con algunas cuestiones básicas a través de una carta.

A quien corresponda:

Por favor, no juguéis con la adopción. No, adoptar no es dar un niño a una familia, es dar una familia a un niño. La adopción no es una alternativa al aborto por embarazos no deseados, ni una medida ante familias que no cuentan con recursos económicos pero quieren mantener a sus hijos y las condiciones no se lo permiten. La adopción es una separación, de algo que es vital para la supervivencia emocional de cualquier persona, un vínculo con una madre y no todas las madres adoptivas son capaces de crear ese vínculo, la adopción por arte de magia, por el simple hecho de querer ser padres, no crea un vínculo. La adopción no son todos esos tópicos rancios que dicen sobre el amor y que el amor es lo único que hace falta para el éxito de una adopción, que un hijo adoptado es más querido o que no importa la genética para formar una familia (sigue leyendo), con esto no quiero decir que no se pueda hacer familia teniendo diferente sangre sino que es importante que se respete el origen del adoptado y eso no todo el mundo sabe hacerlo.

Por favor, no aceleréis los procesos adoptivos por el mero hecho de dar idoneidades como churros porque, como decía, lo importante de una adopción no son unos adultos que quieren formar una familia sino unos niños a los que la vida no les ha tratado bien y necesitan reparar sus heridas, heridas que no todo el mundo sabe reparar. Por favor, si vais a hacer un plan de adopción que sea para mejor, que haya más formación e información, que no haya niños sufriendo en silencio en familias adoptivas por ignorancia de esta porque a veces no hace más daño quien quiere hacer daño sino quien no sabe que está haciendo daño, la ignorancia es mucho más poderosa que el conocimiento a la hora de causar dolor. Tened en cuenta con esto que no van a ser mejores padres un hombre y una mujer por el mero hecho de ser hombre y mujer a cargo de un menor adoptado, que nuestra entrepierna se relacione con nuestra orientación sexual no define lo buenos padres que somos, que una sola persona con conocimiento sobre adopción, sea de la orientación sexual que sea puede sanar más heridas que dos personas heterosexuales ignorantes.

No obviéis el futuro de un adoptado, una adopción no termina con el fin burocrático, ahí empieza una adopción, empieza un menor a tener sentimientos encontrados, a necesitar ayuda y, conforme pasan los años y en cada caso a una edad, empieza un proceso de conocerse a sí mismo que pasa, en ocasiones, por encontrar a la familia biológica, por encontrarse con quien haga sentir al adoptado reflejado porque si, por muy bien que lo hagan unos padres adoptivos la identidad se construye en todas las personas sintiéndonos identificados con otras personas que suele ser la familia biológica, no pongáis trabas para las búsquedas de orígenes sino, en todo caso, facilitadlas aun más, que un niño pueda hacer su búsqueda de orígenes cuando se sienta preparado, acompañado de profesionales expertos en adopción, no vale cualquier psicólogo, que no haya que esperar a los 18 porque un número no define nuestra madurez.

Y por no extenderme mucho más (aunque habría mucho más que decir) por favor, contad con adoptados para vuestro plan de adopción, contad con la ayuda de adoptados para llevarlo a cabo porque lo importante de una adopción no son los adoptantes sino los adoptados, niños que no han tenido un buen comienzo en su vida, adultos del mañana que no han tenido un buen comienzo en sus vidas y cuya sociedad no es capaz de entender que la adopción no termina nunca, solo se transforma, siempre dejando secuelas y adultos que aprenden a vivir con ellas, a veces como si nada y a veces entre sollozos cuando se cierra la puerta de sus casas.

Al resto de lectores de este blog, reitero lo dicho al principio, no pretendo hablaros de política sino de adopción pero he querido hacer este inciso porque creo que el futuro de la adopción, para bien o para mal, está en sus manos.

 

Anuncios

2 comentarios

    • Gracias a ti, por seguir el blog, leerlo y siento si esta publicación no ha sido especialmente comprendida por las personas que leéis desde el otro lado del Atlántico por tener que ver con la actualidad política de Andalucía, una zona de España.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s