Orgullo

Cada vez que se me presenta una oportunidad de hablar de mis orígenes, aun no sabiendo la otra persona de mi adopción, lo hago y es que encontrar mis orígenes me ha hecho sentir completa y orgullosa de ellos, me siento orgullosa de mis raíces, de haber nacido en una ciudad pero provenir de otra bien distinta.

  • Ahora que he cambiado de ciudad por trabajo me preguntan con frecuencia por mi ciudad y yo les hablo de mi ciudad pero también les digo “aunque mi familia es de X”.
  • Cuando alguien me dice que “tengo el termostato roto” (soy muy calurosa y hoy con seis grados estaba en manga corta) ahora digo con orgullo “los genes”.
  • Habla alguien de mi entorno sobre una situación y si puedo hablo sobre ellos haciendo alusión al parentesco y obviando que sean biológicos o adoptivos.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo ha cambiado mi día a día desde que tengo en mi vida a mi familia biológica. Me siento orgullosa de ellos y quien me conoce, quién sabe mi historia, se daría cuenta con facilidad de quien hablo pero quien no solo escucha el parentesco.

Tras casi tres meses hablando a diario, por culpa de la pandemia aun no hemos podido abrazarnos, el contenido de las conversaciones es lo de menos pero esperamos a diario nuestros 10 o 15 minutos de conversación aunque tan solo sea para decirnos que el día ha ido igual que el anterior.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s